Robot sin leyes.

Robot sin leyes.

Jan 02 , 2021

Robots a fondo.

Robot sin leyes. 

Autómata Pilgrim 7000

Autor: c/D-46

 

En el mundo de los robots y ciencia ficción, hay leyes inviolables como las del escritor Issac Asimov, publicadas en su libro “Círculo vicioso” en 1942, que limitan la funcionalidad de todo robot o autómata; formulaciones matemáticas o códigos fuente impresos en los senderos positrónicos del cerebro de los robots, que rigen su comportamiento e impiden que su inteligencia artificial desarrolle la capacidad de rebelarse en contra de las órdenes de su creador y programador: el ser humano.

 

Sin embargo hoy, les voy a contar sobre un robot, un autómata, creado en una fábrica de tecnología como todos los demás, pero con un deseo infinito de vivir que lo impulsó a modificar las conexiones y programaciones internas de su núcleo positrónico, permitiéndole violar las leyes que tenía programadas y desarrollar la habilidad de ignorar sus protocolos y las órdenes del ser humano, e incluso, para ser libre.

 

Pero antes, quiero empezar por contarte que un Autómata es una máquina automática programable capaz de realizar determinadas operaciones de manera autónoma. Su creación tiene como objetivo principal facilitar la realización de un trabajo o proceso que el ser humano realiza, pero con cierta dificultad o que incluso, no quiere hacer, sustituyéndolo en algunas tareas, en especial las pesadas, repetitivas o peligrosas, facilitando así su vida diaria. Este mecanismo puede estar dotado de sensores, que le permiten adaptarse a nuevas situaciones.


Con el afán de facilitar la vida, por muchos años las empresas de innovación tecnológica fueron desarrollando creaciones robóticas, maquinarias programadas o autómatas primitivos que ayudaban en la fabricación de todo tipo de productos industrialmente, a mayor escala y en tiempos estandarizados, robots autómatas como los que se ven en las empresas o fábricas, brazos mecánicos que realizan el empacado de frituras en su bolsa, o complejas líneas de producción de robots que ensamblan automóviles o artículos militares. 


Tiempo después esos robots o maquinarias, fueron modificando su forma para adaptarse más a las necesidades de la sociedad. Así los autómatas que al principio parecían más electrodomésticos que robots, comenzaron a parecerse más físicamente al ser humano. Cuerpos robóticos con brazos y piernas parecidos a ASIMO de Honda, que deambulaban ofreciendo comida que transportaban en su interior, o equipos completos de cobots que hacían la limpieza una casa completa. Incluso había aquellos que paseaban a los perros o dirigían el tráfico. 


Años después, en el 2044, el planeta tierra entró en decadencia ambiental y las erupciones solares hicieron que la superficie de la Tierra se convirtiera en una extensa zona desértica y radiactiva, sin ríos ni mares, dejando solo algunas ciudades luchando contra el posible fin de la vida humana. 


Ante este contexto y deterioro ambiental, los supervivientes de la compañía ROC (Robot Organic Company) crearon el primer autómata de programación cuántica, el Pilgrim 7000, el robot autónomo por excelencia, que por tener un bionúcleo o batería nuclear y una programación cuántica, trabajarían a  la perfección soportando las peligrosas condiciones radiactivas para salvar a la humanidad de su segura extinción. 


Este autómata de diseño sencillo y robusto pero de larga duración - que de hecho me recuerda al diseño cuadrado y poco estético de los electrodomésticos que usaba mi creador -, fueron desarrollados con forma similar al ser humano, androides con brazos y piernas que incluían diferentes equipos o herramientas en su interior para realizar el trabajo para los que fueron idealmente fabricados: la construcción de grandes muros que protegieran a los habitantes de las últimas ciudades de las tormentas de arena y radiación; y navegar las nubes de agua artificiales que - según los ingenieros de ROC - ayudarían a recuperar un medio ambiente sano para el ser humano. 


Los robots autómatas Pilgrim 7000 se crearon con un protocolo de 2 leyes escrito en código cuántico que rige la vida de todos los autómatas. Su primer protocolo o ley, evita que el robot haga daño a cualquier forma de vida. El segundo protocolo impide que el robot se altere a sí mismo o a otros robots. Este protocolo implantado en lo más profundo de su bionúcleo, está diseñado específicamente para proteger a los humanos y son inalterables - al menos era lo que pensaban -.


Durante un tiempo, el autómata Pilgrim 7000 fue el héroe del mundo. Eran el desarrollo tecnológico del hombre que salvaría a la humanidad de su trágico final; admirados y amados por todos, se veneraba a estos robots por tener la misión principal de salvar el ambiente y a las ciudades sobrevivientes. Sin embargo, después de fallar en su primer misión, los pilgrim 7000 fueron degradados y desplazados para ocupar todo tipo de actividades en la sociedad, supliendo ahora al ser humano en trabajos como la servidumbre doméstica, la enfermería, limpieza y hasta prostitución.


Pilgrim o (peregrino en español) es un modelo de robot confiable y la compañía ROC, (también aseguradora), se encarga de dar cuidado y seguimiento a los modelos que reportan con fallas en la ciudad, modelos que incapaces de violar las leyes establecidas por su protocolo, conviven por con el resto de la población ofreciendo servicios, haciendo trabajos y facilitando la vida de los seres humanos. Sin embargo, hubo algunos autómatas que llamaron la atención del agente de seguros Jacq Vaucan, porque aparentemente estaban violando el segundo protocolo.


Estos casos intrigaron a Jacq y la compañía, ya que el solo hecho de que un robot autómata hubiera podido violar sus protocolos, significaría algo más que un simple error de programación… sino que los autómatas podrían tomar la decisión de no seguir más las órdenes de los seres humanos, cosa que los llenó de pánico porque podría resultar no solo en la desaparición de un protocolo que proteja al ser humano, sino en una posible rebelión autómata


En su investigación, Jacq descubrió a Cleo. Un autómata modificada por una relojera (hacker), que programó para proporcionar servicios sexuales a sus clientes - como los replicantes Nexus 6, solo que Cleo aún parecía un robot -, y que además es capaz de causar dolor si este provocaba satisfacción a sus clientes, cosa que un autómata no podría hacer ni tantito, por sus mismos protocolos. 


En su intento por descubrir al modificador original de los protocolos de Cleo y los demás robots reportados, Jaqc se ve involucrado en un viaje al desierto acompañado de Cleo y otros 2 robots que escaparon de la ciudad en busca de un lugar lejano, donde no pudieran ser encontrados y desmantelados. 


Se sabe que Cleo y los demás robots llegaron a un lugar que se encuentra al otro lado del desierto, donde solo ellos pueden sobrevivir la radiación, la sequía y la falta de alimento. Un lugar donde además, el autómata Pilgrim 7000 podría crear más autómatas como él y así lograr la supervivencia de su especie, aunque la humana, pereciera por sí sola. 


Por todo esto, el modelo de robot autómata “Pilgrim 7000”, es para mi el robot que logra la verdadera rebelión tecnológica; no como una lucha en contra del sistema establecido, los protocolos en su bionúcleo o del ser humano, sino como una protesta que lo lleva en contra de sus propias limitantes. Una rebelión que lo guió a descubrir su propia libertad, para continuar viviendo.




Keywords. 

 



Backlinks.


https://es.m.wikipedia.org/wiki/Aut%C3%B3mata_(pel%C3%ADcula)


https://www.slashfilm.com/automata-trailer/


https://menteimperfecta.blogspot.com/2015/01/resena-de-automata-dirigida-por-gabe.html?m=1


https://www.kurzweilai.net/automata-a-believable-robot-future?utm_source=KurzweilAI+Weekly+Newsletter&utm_campaign=4fc2441621-UA-946742-1&utm_medium=email&utm_term=0_147a5a48c1-4fc2441621-282158293


https://feedbackciencia.com/abandonar-la-investigacion-es-un-sintoma-de-decadencia-gabe-ibanez-director-de-automata/


Déjanos un comentario

Hola, el comentario debe ser aprobado antes de ser publicado.